lunes, 20 de marzo de 2017

Lealtad y fidelidad dos palabra inusuales en estos días



Hace tiempo ya, oí a un hombre decir “no tengo nada que agradecerle a esta empresa, (dijo el nombre) yo tengo casa no me hacen un favor al proveerme esta vivienda y allá no pago nada” que desleal e infiel es este hombre, no agradece las bendiciones de las que ha estado disfrutando por mucho tiempo, es abusivo, desagradecido y desleal, que tristeza me da la gente así.

La Palabra de Dios nos habla de lealtad, ella tiene grandes ejemplos de lo que significa ser leal, y lo que significa no serlo, y como mujeres piadosas debemos anhelar ser leales y fieles al llamado que Dios nos hizo, cultivar la lealtad es un sinónimo de madurez y crecimiento, es una manifestación del obrar de Cristo en nuestras vidas, hay muchos aspectos en los que será manifiesta nuestra lealtad, hoy veamos algunas de ellas.

1-     Seamos leales y fieles en el hogar- si eres casada te has preguntado si tu esposo ¿se siente tranquilo sabiendo que eres leal en el cuidado de tu hogar? él puede confiar en que ¿tú eres una buena administradora del hogar que han formado juntos? Bueno esta es una cualidad maravillosa de la mujer virtuosa Proverbios 31:13,27

2-     Seamos leales en la fidelidad- cuando nos comprometemos debemos ser fieles a los votos de compromiso y más aún en los votos matrimoniales, cuando nos casamos nos comprometemos a ser fieles a en todos los aspectos de la vida. Proverbios 5:18 pero también debemos ser fieles a nuestros principios, nuestro ministerio, nuestras responsabilidades.

3-     Seamos leales y fieles en la emociones- esto me hace recordarte lo que vimos la pasada semana sobre la estabilidad emocional, pueden estar tranquilos en nuestro hogar porque saben que nuestras emociones son firmes, y estables y no volátiles y explosivas. Proverbios 14:30.

4-     Seamos leales  y fieles a la sabiduría- pueden estar seguros en el hogar, en el trabajo o en la Iglesia que manejaras los desafíos y las dificultades o crisis que se presenten con sabiduría y buscaras la dirección del Señor para resolverlo de la mejor manera, con el consejo de la Palabra de Dios Proverbios 19:14

5-     Seamos leales en nuestra conducta- ¿pueden confiar en tu hogar, trabajo o Iglesia en que te conducirás con bondad, amor, dominio propio, discreción, virtud y dignidad? Proverbios 11:6/ 11:22/ 31:10 / 31:25

6-     Seamos leales y fieles en el amor- el amor se da a conocer en el cumplimiento de todos estos aspectos de la lealtad, porque amar es una acción práctica, ¿amas como Jesús en todas las áreas de tu vida? Colosenses 3:23

7-     Seamos leales y fieles en la administración del dinero, y la educación de los hijos- te has preguntado si eres buena mayordoma de todo lo que Dios te ha dado, o como al principio te conté de este mal hombre no valoras las cosas que Dios en su amor y gracia te ha dado, como los bienes materiales, la provisión económica Proverbios 31:27 y como madre eres leal a ellos, dedicada y devota en educar hijos obedientes a sus padres y respetuosos de los adultos y semejantes y especialmente hijos temerosos de Dios por encima de todas las cosas Proverbios 31:1-2


Querida lectora, es hora de reflexionar sobre la lealtad y la fidelidad en tu vida y la mía en lo que reflejas dentro y fuera del hogar, es mi oración que  Dios me ayude a mí y a ti,  para ser  leal a Él antes de todas las cosas, y que sea cada día más como Él quiere que sea.





lunes, 13 de marzo de 2017

3 consejos para ser una mujer Emocionalmente estable.



Sin duda alguna las mujeres somos emocionales, algunas son lloronas empedernidas, sensibles ante las emociones propias y ajenas todo les hace llorar y sufrir, otras son escandalosas, de todo hacen un show otras son románticas y ven corazones en todos lados, algunas pendencieras que por todo discuten  y otras son neutras ni muy frías ni muy calientes y hay las felices que por todo sonríen y llevan todo con calma y gozo.

Y esto es importante saberlo, porque  realmente la mujer es la que determina la atmósfera emocional del hogar, su estado emocional establece las normas,  y el libro de Proverbios nos habla muchas veces sobre la mujer regañona que carcome los huesos a su marido 12:4, la pendenciera cuyo esposo no la soporta más y desea dejar de vivir con ella 21:9 y 19, 24,25, no se cual eres tú, pero de lo que estoy segura es que no deseamos ser ninguna de estas.

Hoy les dejo tres sencillos consejos que debemos considerar para ser una mujer emocionalmente estable.  Que haga que nuestra vida y hogar sea feliz, lleno de paz y armonía, donde el esposo y los hijos quieran estar.

1-     Domina tu tolerancia. Sé que no es fácil ser tolerante con todo y menos cuando tú no eres precisamente el ejemplo de tolerancia,  pero acuda al Señor en esos momentos cruciales, recuerde que Dios le ha suplido recursos valiosos en su Palabra para que usted los use 2 Pedro 1:3 Filipenses 4:13 ore rápidamente, y deje que el Espíritu Santo de Dios obre en ti y tu a la vez puedas tomar control con serenidad y sabiduría en la situación. Recuerda que en la tolerancia debe haber un equilibrio, respeto, amor y armonía. Esto no significa que toleres el pecado, de ninguna manera. 

2-     Domina tus pasiones. Me refiero a la pasión que le colocas a lo que haces, es un escudo de fortaleza para nuestro corazón, se pausada y espera Proverbios 19:2 se cautelosa, no te impacientes Proverbios 19:11, se alegre y vivaz pero controlada poniéndole riendas al espíritu, Tú espíritu Proverbios 25:28 recuerda que debemos ser apacibles como nos insta Proverbios 14:30.

3-     Domina tu lengua. Ay esa lengua que es capaz de hacer arder una ciudad entera, la Biblia nos habla mucho de la lengua y dice cosas realmente fuertes de ella puede salir bendición y maldición Santiago 3:10 nuestras palabras pueden herir como un arma mortal o pueden brindar alivio al dolor más grande Proverbios 12:18,  la lengua hermana es de vital importancia de gran valor para Dios usada para bendecir  por ello recordemos algunos consejos que nos deja Proverbios 10:19 nos recomienda hablar con menos frecuencia,  y nos recomienda pensar antes de hablar el Proverbio 15:28 pero me encanta este consejo del Proverbio 16:21 y 24 que nos dice que lo que digamos sea placentero y con dulzura y el Proverbio 31:26 nos dice que hablemos con sabiduría y amor.

Cuan hermoso es entender estos tres consejos que se resumen en estas sencillas palabras.

Ser tolerable controlando mis pasiones para hablar menos y solo después de pensar muy bien lo que voy a decir y que mis palabras y conducta emocional sean llenas de amor y sabiduría porque definitivamente esa es la voluntad de Dios para mi vida.