lunes, 13 de febrero de 2017

3 cosas para aprender.


Quiero compartir contigo 3 cosas que debemos aprender y en lo personal me encantó compartir esto hoy porque ha sido de gran bendición a mi vida, y seguro será para la tuya.

1-    Aprendamos a depender en el poder y la provisión de Dios. Muchas veces nos equivocamos y queremos hacer las cosas por nuestra propia fuerza y empeño, pero mira este versículo en quien deberá estará puesta nuestra dependencia.


 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” 
Filipenses 4:13


Te das cuenta es en Él recordemos  que  Jesús dijo que nunca nos dejaría ni nos desampararía, eso no te parece maravilloso, un acto de amor genuino, de amor real y verdadero, Él es maravilloso, nuestro Dios es maravilloso!!


Hebreos 13:5
Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora;
 porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;


2-    Aprendamos a creer  en las promesa de Cristo, su poder es manifiesto Él nos sostiene en tiempos de necesidad y nos da la provisión de Su mano y tú y yo podemos dar testimonio de esa fidelidad absoluta, pronta y lista para cada una de nosotras.


Filipenses 4:19
Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria
 en Cristo Jesús.


Efesios 3:16
Para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos 
con poder en el hombre interior por su Espíritu;



3-    Aprendamos a  preocuparnos  por el bienestar de otros y no seamos tan egoístas, concentrándonos solo en el Yo.


Filipenses 2:3-4
“Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, 
sino cada cual también por lo de los otros”.

Las personas egoístas viven una vida de descontento, suelen ser crueles y sarcásticos, son quejumbrosos, y hasta dañinos.


Proverbios 11:24-25
Hay quienes reparten, y les es añadido más; Y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza. El alma generosa será prosperada;
 Y el que saciare, él también será saciado.


Pero el alma generosa, que vive por los intereses y el beneficio de otros, tendrá bendición sobre bendición en su vida, estará satisfecho al servir, lleno de gozo y satisfacción, contento en dar y amar como Cristo nos ama, así que hoy querida lectora decide vivir en Contentamiento!!! Porque hay mucho que agradecer a Dios.





2 comentarios:

  1. Hermoso querida hermana, hay mucha sabiduría en este post. Dios los bendiga siempre y mucho, un fuerte abrazo y todo mi cariño querida Oli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi dulce Esther, que todo sea siempre para la Gloria del Señor.
      Un beso lleno de amor para ti

      Eliminar