lunes, 17 de abril de 2017

Salmo 23



El Salmo 23 es un alimento consolador para el alma cansada. Léelo, medita en él y descansa en estas simples verdades:

▪ Mi Pastor suple adecuadamente para todas mis necesidades.
▪ Mi Pastor es la única fuente segura de contentamiento.
▪ Mi Pastor me guía y satisfice mi mas profunda sed de plenitud.
▪ Mi Pastor es el Único que puede completamente restaurar mi hombre interior, mi alma. 
▪ Mi Pastor desea mi santificación práctica y hará lo que tenga que hacer para guiarme hasta allí por amor de Su Nombre. 
▪ Mi Pastor nunca se separará de mi lado y nunca me abandonará.
▪ Mi Pastor provee para mi seguridad; no tengo motivo legítimo para temer. 
▪ La vara y el cayado de mi Pastor me protegen y me infunden consuelo y aliento. 
▪ Mi Pastor derrama Su gracia abundante sobre mi cuando los lobos atacan. 
▪ Mi Pastor sana mis huesos rotos y cura mis heridas; Su provisión y Su cuidado son abundante. 
▪ La bondad y la gracia de mi Pastor estarán siempre conmigo, hasta la muerte y a través de toda la eternidad. 

“ Yo soy el buen pastor, y conozco mis ovejas y las mías me conocen, de igual manera que el Padre me conoce y yo conozco al Padre, y doy mi vida por las ovejas.” Juan 10:14-15

~Paul Tautges

Un regalo para ti, si amas este Salmo y deseas hacer un sencillo devocional, te regalo este material que podría serte útil en tu caminar por el Salmo 23, solo pincha aquí y disfrútalo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario