jueves, 13 de abril de 2017

3 Cruces pero solo una me dio la Salvación.





Semana Santa un tiempo de reflexión y de muchas actividades y películas que nos relatan el camino al Calvario de Jesús, pero en lo personal cuando veo películas, o escucho la canción por la vía dolorosa soy quebrantada hasta las lágrimas, nada impacta más mi vida que esa escena llena de amor, misericordia y gracia, cuando pienso en lo que Jesús hizo por mí, en su sacrificio de amor, solo puedo Alabarle porque yo no lo merecía, pero su amor y gracia me alcanzó, no hay día que no pueda ser quebrantada al recordar que cuando Él estaba en la cruz, pensó en mí.

Por años hemos visto las tres cruces pintadas en muchos cuadros, y en cada uno de ellos vemos que la cruz central está de manera más elevada que las otras dos, y es la que pensamos es la cruz de Jesús, de hecho en mi pequeño centro de mesa, así lo hice, me gusta que cada artista le dé a Jesús un lugar de preeminencia ante los dos malhechores y lo quieran mostrar en sus obras,  dándole un lugar más elevado que el de los dos malhechores, pero recuerda que quienes crucificaron a Jesús lo consideraban un criminal común, así que lo más probable es que las tres cruces estuvieran al mismo nivel.

Esto nos muestra de forma sencilla que Jesús no estaba fuera del alcance de los pecadores, como tú y como yo, creo que ellos allí en la escena de la crucifixión estaban  tan cerca que fueron capaces de sostener una conversación allí mismo, muy a pesar del ruido que había y los gritos de los presentes.

Ellos pudieron conversar los tres, que lindo es pensar en esa verdad, Dios esta tan cerca de nosotros, que podemos hablarle aunque estés rodeada de gritos, ruidos y problemas Él está allí a tu alcance y el mio wow que lindo.

Él esta a la mano de todo el que le busque, cualquiera puede acudir a Él y recibir su precioso perdón, recibir una nueva vida en Cristo, por ello el ladrón pudo allí recibir ese maravilloso regalo, el regalo de la Salvación, un regalo único e inigualable, que nunca nadie más podría darte, solo Jesús. 

Hoy si aún no tienes ese regalo, piensa que Jesús está allí a tu alcance, Él esta  cerquita, listo para extender su mano salvadora y darte vida y vida en abundancia, nunca olvides que mientras Jesús estaba en la cruz pensó en ti y en mí!

No dejes de recibir ese regalo en este día, nadie puede amarte más que Él y ofrecerte el regalo de la salvación eterna. Mira aquí y recibe ese regalo, lleno de amor y gracia.




                  






No hay comentarios:

Publicar un comentario