lunes, 6 de marzo de 2017

La oración de Jabes





Dios le otorgó a Jabes lo que pidió, que bello versículo, mucho no sabemos de Jabes más que era descendiente de Judá, era un hombre ilustre y su madre le llamó "Jabes" (que significa "doloroso" o "hacedor de tristeza") porque su parto había sido muy doloroso.

En su oración, Jabes clama a Dios por Su protección y bendición y cuantas veces hemos tu y yo orado así.

Y pensando en ti y en mí, que vivimos días difíciles que  estamos en constante dependencia y tal vez nuestra oración es similar a la de Jabes,  oraciones que contienen una solicitud urgente, una petición llena de necesidad que grita por ayuda, al único que puede, socorrernos,  ampararnos, proveernos y guardarnos.

Jabes al igual que nosotras pide

1. Provisión
2. Dirección
3. Protección

Dios nos está dando la oportunidad de pedirle lo que necesitamos, tal vez casa, alimentos, sabiduría, protección etc.; Dios está ahí, listo para darnos conforme a su voluntad agradable y perfecta,  porque Él se complace en bendecir a sus hijos, en medio de cualquier necesidad podemos ver su mano proveedora, esa mano que siempre está allí para suplirnos, para ampararnos para darnos aún más de lo que pedimos.

El objetivo de Jabes en su oración era vivir libre de dolor, y lo último que hemos leído sobre él es que Dios escuchó y respondió a su oración.

Esta oración  humilde, sincera y profunda del corazón de Jabes en busca de bendición fue contestada, y nos hace ver que Dios es fiel, que esta semana nuestro tiempo de oración sea pleno,  que nuestro tiempo de comunión con Dios nos llene de su gracia y bendición, y que nuestra oración sea siempre dentro de su voluntad agradable y perfecta, y que nuestro Dios nos responda en su tiempo y voluntad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario