lunes, 20 de febrero de 2017

Herido corazón.



Estoy segura que te han fallado han herido tu corazón, y muchas veces, pero no estás sola,  a mí también me han herido el corazón y creo que a muchas mujeres más,   se lo que sientes, "uff es como una puñalada en el centro mismo del corazón" esas son las palabras de una mujer herida con quien hablé recientemente, y en definitiva es duro, es una decepción muy grande,cuando te fallan, te traicionan, te lastiman de la forma que sea, una amiga, un familiar, un esposo, un hijo, un compañero, sea quien sea cuando te traicionan te rompen el corazón.

Tenemos que convivir con muchas personas, no estamos solas en el mundo, tenemos que vivir rodeados de seres humanos imperfectos como tú y como yo, y seremos heridas de muchas maneras, así que todas las relaciones interpersonales nos pueden fallar, herir, traicionar,  es un riesgo que se toma en la vida, y sumado a ese dolor, debemos lidiar  lastimosamente con la gente que ya no suele tener integridad en su trato con los demás iguales, con los que se suponen son tus amigos y quienes deben ayudarte, pero han perdido la sensibilidad humana,  y también les es muy fácil herir y muchas veces esa herida es con un arma letal y muy poderosa, la lengua...

Así que me quede pensando en alguien que conocía muy bien lo que son las relaciones interpersonales y el valor de los buenos amigos, el apóstol Pablo, fíjate conmigo.

Silas se asoció con él en el establecimiento de nuevas iglesias.
Bernabé le animó en su ministerio.
Timoteo llegó a ser como un hijo para él.

Pero Pablo también experimento el dolor de la traición  cuando se alejaron de él en los tiempos difíciles.

2 Timoteo 1:15
Ya sabes que todos los de la provincia de Asia me han abandonado,
incluso Figelo y Hermógenes

Así que no te afijas si has experimentado algo parecido en tu vida, lastimosamente es lo que muchos hacen, son tus amigos cuando estás bien, que gracia tiene verdad, pero cuando estas mal, cuando pasas por el fuego, huyen de ti y te abandonan, entendí muchas cosas cuando pase por luchas y dificultades sola, hay una variedad de reacciones ante los que ven nuestras luchas y pruebas, una variedad como colores existen,  fíjate de algunas.

-        - Algunos se sienten inseguros de hablarte porque no saben qué decir o hacer.

-         - Otros son tan celosos de su tiempo que el egoísmo de sus corazones les hace fríos y distantes así que te dan la espalda con indiferencia, pues su mundo gira solo a su alrededor, solo ellos son importantes en su mente.

-        - Otros no quieren identificarse con nosotros en nuestras pruebas, mucho menos hacerse presentes,  porque no tienen tiempo para lidiar contigo, aunque saben cómo hacerlo.

- Otros si hablan de tu caso, pero solo para acumular pecado encima de si mismos, con chismes y murmuraciones. 

Pero no importa cual grupo de personas sean los que están cercanos a ti, ver a estas personas no enseña  la importancia de ayudar a quienes están en crisis, en momentos difíciles, en medio de sus pruebas y luchas, muchas veces me pregunté ¿porque tengo que ver esto?, y de forma clara vino la repuesta a mi mente....para NUNCA ser como ellos! esa es la lección que aprendí de estos grupos de personas.

Ayudar a los demás requiere una inversión de tiempo y energía, una inversión de amor genuino, de interés y muchos no están dispuesto a darlo,  así que me pregunte:

¿Estoy dispuesta a ayudar?  
¿Qué pasa cuando alguien en dificultad llega a mi vida?
¿Voy a asumir un compromiso de oración con responsabilidad y fidelidad?
¿Voy a invertir tiempo, en oír y dar ánimo al necesitado?
¿Voy a compartirle de la Palabra de Dios para consolar su corazón?

 Las repuestas saltan de inmediato, debo comenzar orando por ellos y pidiendo al Señor sabiduría para saber cómo podemos ayudarle, muchas veces han llegado mujeres destrozadas a compartirme sus luchas y pruebas, y mientras les oigo y veo llorar oro en lo más profundo de mi corazón  para que Dios ponga las palabras apropiadas y sea Él consolándolas en medio de su dolor.

Muchas veces Dios quiere que le ayudemos de forma tangible,  aparte de orar por ellos, dando, sirviendo y acompañando, eso es tan importante y valioso, es amar como Jesús es dar con el corazón.

Sé que no siempre encontraras personas que te amen como Jesús, pero cuando los amigos te abandonen y sientas que no les importas, se cómo Pablo que  le pidió a Dios que no cuente sus acciones en contra de ellos, Pablo no se amargó, no se puso a llorar, ni cayó en una depresión, el hizo lo correcto, oro por ellos.

"En mi primera defensa, nadie me respaldó, sino que todos me abandonaron. Que no les sea tomado en cuenta."  1 Timoteo 4:16

Pablo siguió el ejemplo de Jesús, quien oró al Padre para que perdonara a sus perseguidores.
Así que mí querida  ¿Cuál será tu respuesta si  te rompieron el corazón?


El perdón es la opción que agrada a Dios en todo momento, no te olvides de eso, perdonar nos hace libres y nos rescata de una prisión fría y oscura, si te lastimaron, si rompieron tu corazón, ven y perdónales y se feliz, refúgiate en Cristo Él es quien NUNCA falla!








No hay comentarios:

Publicar un comentario