lunes, 7 de noviembre de 2016

No es justo!


No es justo!
Es una injusticia!
No me parece correcto!

¿Te suenan conocidas estas frases?, seguro que te son familiares, son  palabras dichas con alta frecuencia, con gran regularidad, ¿porque? Sencillamente porque vivimos en un mundo cruel, donde la injusticia prevalece por encima de la justicia, donde la mentira, las malas intenciones y la manipulación en contra de la verdad prevalecen.

Entonces amada no esperemos ser tratadas con justicia en esta vida,  por lo general la gente dirá y hará cosas que nos causan mucho  dolor, cosas que no merecemos, y cosas que son completamente injustas.

Pero mi amada, cuando  alguien nos trate mal, procuremos verlo como una oportunidad para crecer en la gracia, siii una oportunidad para crecer.

Por ello, Tratemos  de perdonar prontamente a la persona que nos ha herido.

No nos preocupemos por llevar la cuenta de cuantas veces hemos sido maltratadas, y mientras nos concentramos en nuestra relación con Dios, recordemos que Él nos ha cubierto con su justicia y santidad y ten paz al saber que Dios lleva siempre el puntaje y a Él se dará cuentas.

Y me encanta saber que Él nos ve bellamente vestidas con esta ropa radiante, que compró para nosotras con su sangre preciosa, esa sangre que nos limpio del pecado, y eso mi amada aun cuando nos encante vernos así,  tampoco  es justo, porque no lo merecíamos, y sin embargo Él nos lo da como un regalo hermoso, un regalo lleno de amor y gracia, maravillosa Gracia!

Así que, cuando otros nos traten con injusticia, recordemos que la forma en que Él nos trata es mucho mas que justa, y dejemos que Dios se encargue y haga justicia.

Y recuerda que Él nos trata con paz y amor por medio del Espíritu Santo que El mismo nos dio.







No hay comentarios:

Publicar un comentario