miércoles, 23 de noviembre de 2016

Antojos!



Te ha pasado que tienes un antojo y ¿no encuentras lo que buscas?, lo que te provoca, tal vez buscas un sabor especial en un helado y en esa heladería no lo hay, o como en mi caso que tantas cosas quiero cocinar y simplemente no puedo hacerlo porque en el país no hay,  que desalentador cuando te dicen esa palabra que no deseas oír,  NO HAY!

Muchas cosas vienen a tu mente cuando planeas hacer  el menú de la semana y tienes que cambiar casi todo tu plan porque falta algo para completar la receta, o deseas complacer a tu familia con un postre y no hay todos los ingredientes,  así es en muchas cosas en la vida de cualquier ser humano, en muchas ocasiones no son satisfechos nuestros antojos, pero cuál es la actitud correcta ante esta necesidad NO ¿complacida?
¿Cuál es mi reacción y mi repuesta?  Yo he experimentado muchas de estas reacciones, muchas veces me he quejado, y  enojado, he sentido  la inconformidad, y sé que tú también lo has experimentado y es terrible, pero lo correcto sería orar, sabemos que Él esta presenten y nunca nos falla, nunca nunca nunca! 

Que bendición es contar con alguien que conoce cada uno de los deseos de tu corazón, aun antes de que lo digas, qué bello es sentir ese mimo de Dios ese besito en la mejilla que solo Él puede darnos con su dulce provisión y su amorosa presencia,  su infinito amor, saber que Él escucha que Él está presente es lo más importante para nuestras vidas, por ello hoy más que nunca recordemos lo que se nos dice en Filipenses 4:6


“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones 
delante de Dios  en toda oración y ruego, con acción de gracias”


No te parece hermoso saber que bajo sus cuidados amorosos estamos seguras de que todas nuestras necesidades serán suplidas, hasta esos antojos que podemos tener.


“entonces me invocaréis y vendréis y oraréis a mí, y Yo os oiré”
Jeremías 29:12



No hay comentarios:

Publicar un comentario