lunes, 11 de abril de 2016

Sigamos el recorrido de Filipenses 1



Continuamos y sin prisas, disfrutando cada versículo de este capítulo 1. Llegamos al versículo 7 y me gusta la forma como se refiere Pablo a la iglesia, les dice: 

como me es justo sentir esto de todos vosotros, por cuanto os tengo en el corazón; y en mis prisiones, y en la defensa y confirmación del evangelio, todos vosotros sois participantes conmigo de la gracia.

Que especiales son estas palabras, el fue incluyente y jamas excluyente, fíjate como los llama les dice:  "sois participantes conmigo", que lindo es ese compañerismo, cada uno va en la misma dirección sin egoísmos, sin rivalidad sin hipocresía, sin contiendas ni chismes, por ello Pablo amaba esta Iglesia porque ella estaba comprometida en promover el evangelio de Jesucristo, ellos habían conocido la obra redentora y habían sido transformados por Cristo y nosotras como participes de la GRACIA de DIOS debemos apoyarnos unas a otras para dar Gloria a Dios en todo lo que hagamos, como miembros de la Iglesia de Cristo.

El amor de Dios rompe cualquier cadena que nos ataba antes, Romanos 8:39 
nos dice 
"ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro" 

Su amor debe mantenernos unidos para enfrentar juntos las dificultades y vencerlas, nos debe ayudar a vivir vidas que honren su nombre.

El sigue en el vr 8 manifestando el amor que les tiene poniendo de testigo a Dios mismo, y en el vr 9 sigue diciendo que el motivo de su oración es que su amor abunde, como dice el vr 10 sean aprobados en lo mejor, y me gusta esa palabra porque me habla de marcar una diferencia y nos desafía hacer irreprensibles, no significa que no pequemos, significa que nadie encuentre algo malo para decir en nuestra contra, porque alguien integro es un ejemplo a seguir en medio de un mundo contaminado por la maldad.

Y termina con algo interesante, y sabemos muy bien que todo en la vida tiene una razón de ser, todo acto trae una consecuencia, y toda acción un resultado, por ello  el termina diciendo que ese amor,  creciente, real, genuino por Dios y su obra de frutos de justicia para dar la Gloria y Alabanza a Dios, que lindo verdad!

Que nuestra vida este llena del amor de Cristo para poder reflejar a otros lo que Cristo hizo por nosotras a través de su sacrificio de amor en la cruz.


Pincha aquí para el material de esta entrada.

Continuará con la parte final el miércoles.








No hay comentarios:

Publicar un comentario