miércoles, 30 de marzo de 2016

Hoy elija escuchar a Dios


¿Es que ya nadie en realidad escucha? estas en un grupo y todos tenemos el celular en la mano, y si comenzamos a charlar pero de repente, en medio de tu conversación alguien deja de prestar atención para meterse al celular, es un mal que ha invadido ha todos, inclusive en el lugar de trabajo, ya ni prestan atención  a lo que hacen por estar en el celular, un grave pero muy grave error porque se supone que deben estar haciendo su trabajo y dar la mejor atención, hasta en los bancos puedes notar eso.


                            

Sientes frustración porque sientes que nadie te escucha, ni te presta la atención requerida.

Una mujer en una ocasión, puso un anuncio en un periódico de la ciudad, ofreciéndose a escuchar por el teléfono al que quisiera hablar durante treinta minutos a cambio de cinco dólares. ¡La línea estaba permanentemente ocupada! Las personas estaban ansiosas porque alguien las escuchara, y estaban más que dispuestas a pagar por ello.

Muchas veces recibo llamadas donde no dije casi nada, oímos problemas y dolores de aquellos que no conocemos que necesitan ser escuchados , y te dicen gracias por escucharme, podemos ver la gran necesidad que este mundo tiene de ser escuchado. 

 Escuchar con la boca cerrada es un acto de gracia que no siempre nos resulta fácil.

Cuándo no nos escuchan sentimos que no nos valoran.

No siempre podemos ofrecer una conversación que se considere una obra de arte potencial, pero sí podemos responderles a los demás como si pensáramos que sus palabras son justamente eso.

Me encanta recordar cuando Jesús fue a visitar a María y a Marta, las dos respondieron de manera diferente, ante la distinguida visita.
María se sentó a los pies del Señor y escuchaba sus palabras con atención, amor y devoción , mientras Marta se afanaba en la cocina, preocupada que todo quedara delicioso estuviera a tiempo, caliente y fuera del agrado de todos, y honestamente podría justificar  a Marta, porque  como ama de casa, ella quería ser la mejor anfitriona, tener todo listo y presto para el momento, peroooooo cometió un error, no aprovecho lo que era mas importante, y cuantas veces nos pasa igual a nosotras? 

Hay un tiempo y un lugar para todas las cosas, pero la mayor prioridad ante los demás es escucharlos. 

En Lucas 10:41-42 Jesús le respondió a Marta

"Estás inquieta y preocupada por muchas cosas, pero sólo una es necesaria. María ha escogido la mejor"

Hoy yo decido elegir lo mejor para mi vida, y espero que tu elijas lo mejor para tu vida, elija escuchar, a Dios


Hijo mío, pon atención a mi sabiduría y presta oído a mi buen juicio. 
Proverbios 5:1


Dios te bendiga.








No hay comentarios:

Publicar un comentario