lunes, 29 de febrero de 2016

Caos total!

En medio de este mundo tan lle no de problemas lo que más vemos son familias disfuncionales, familias que son un caos total!



Hoy vemos muchos matrimonios separados, hijos descuidados, donde lastimosamente cada quien está en su mundo, concentrados en sus propios intereses y no son capaces de vivir en armonía, ni en sintonía a lo que dice la Palabra de Dios.

Y aun cuando te parezca increíble, hay hogares cristianos que son disfuncionales

 ¿Por qué? 

Bueno te lo diré, algunas familias son un caos en todo, no hay organización en nada, siempre están indecisos en todo, están tan ocupados en sí mismos que abandonan los afectos y el contacto físico con los miembros de la familia, se atropellan en entre ellos mismos sin darse cuenta, y como si fuera poco traen todos los problemas de afuera al hogar.

También están los controladores cuyas vidas son muy cuadradas, dictatoriales y correctivos, eso les hace vivir frustrados cuando no cumplen los sueños y deseos, tienen metas altas muy altas y si no llegan a cumplirse se amargan y se sienten  incapaces, viven en una extrema LEY que no pueden cumplir a cabalidad y los hace sentir fracasados, ahora están los que son todo lo contrario los permisivos, lo que todo es lihg donde todos pasan por encima de la autoridad que simplemente no existe, los que dicen “NO es para tanto” “NO exageres”, no es tan importante y como broche de cierre están los codependientes, que se conforman con todo, no hay autoestima ni determinación en sus vidas, dependen de otros en todo, y viven en constante depresión, no saben qué hacer con nada y en ocasiones son los que tienen a los hijos en casa hasta que envejecen porque estos (hijos) adultos son incapaces de formar una familia y salir del hogar, han sido criados como inútiles.

Ahora si lo puedes ver, cierto!

Bueno y que puedo hacer cuando mi familia presenta estas características, cuando veo que somos una familia ¿disfuncional?  O si me piden consejo en esta área,  ¿Que haré?….




Oh querida será difícil, no porque no puedas cambiar este caos, o  ayudar, pero si porque en ocasiones hay tantos problemas que atacar que será un poco abrumador, pero nunca es imposible para Dios, cuando venimos a Él en busca del rescate, porque Él es especialista en arreglar lo que está mal, por ello.


-       Ora, pídele al Señor perdón por las fallas, pídele les guie y ayude a corregir lo que está mal, ora que haya una aceptación del problema familiar y estén todos dispuestos a corregirlo.
-       Pon a Cristo y su Palabra en el primer lugar, y busca su guía en cada área, pero se OBEDIENTE a la forma en que Él te muestra cambiar.
-       Analiza la situación y haz un balance de lo que debes mejorar, lo que debes anular por completo y lo que debes hacer.
-       No seas dictatorial, tampoco permisiva pero si equilibrada y ora por eso, para tener equilibrio en el proceso de restauración.
-       Si no todos son creyentes en el hogar, tu trabajo será mayor, porque en ocasiones sentirás que estás sola luchando, así que AMA como Jesús y no te rindas, tendrás que invertir mucho tiempo más en sus vidas, y tal vez el proceso restaurador sea más lento.
-       Da gracias a Dios por lo que estás viviendo, y haz tu lista de oración específica de cosas para abandonar, corregir y hacer de nuevo.
-       Se valiente y nunca desmayes, recuerda “TODO LO PUEDO EN CRISTO”.



Tal vez vengan a tu mente muchas cosas, y en ocasiones el enemigo te diga ya no hay remedio, pero recuerda que el es un mentiroso, que su idea es que tu familia y hogar siga sumergido en el caos, pero no te dejes porque no estás sola, ora por ti, por tu esposo y por tus hijos, por cada uno de ellos, por cada área de sus vidas que ves donde necesitan ayuda y lucha para ser parte de esa salida que te da Cristo.









No hay comentarios:

Publicar un comentario