miércoles, 27 de enero de 2016

Sigamos orando por nosotras.



Estoy segura que te gustó orar por ti misma, siempre es bueno orar por nuestra vida, muchas veces tenemos una lista enorme de oración por otras personas.

Por lo general orar por nuestros hijos, esposos, familiares, amigos y necesidades extras nos hace olvidar el hecho de orar por la esencia de nuestra alma, por nuestras necesidades espirituales para que podamos ser fortalecidas, animadas, y confortadas de acuerdo a la Palabra de Dios y su plan perfecto de amor y gracia.

Para conocer la voluntad de Dios, nuestro espíritu tiene que estar sometido a Él como bien nos lo dice Santiago 4:7, y mucho antes de recibir respuesta, debemos estar dispuestas a aceptar su plan, de amor y gracia para nosotras, aunque eso implique renunciar a lo que mucha veces deseamos con todo el corazón.

Hoy continuamos orando por nosotras  









No hay comentarios:

Publicar un comentario