lunes, 25 de enero de 2016

Oremos!

Estas tres semanas restantes voy a animarlas a orar, te acuerdas que te dije que esa fue la única meta que me puse para estos primeros 4 meses.

Estoy animada y desafiada a invertir más tiempo en la oración, definitivamente es enriquecedor para nuestra comunión con Él Señor, y sé que te hará bien orar, hablar con Dios, contarle tus sueños, tus problemas, lo que te preocupa, pero también dejar delante de su trono a tu esposo, a tus hijos, tu vida, todo cuanto esta en tu mente y corazón.

No hay lugar más seguro en el universo que su trono de Gracia y amor, Él está listo para oírnos, para socorrernos, para respondernos de la forma más dulce y especial, aun cuando su repuesta

  • Sea – SI
  • Sea - NO, o
  • Sea - ESPERA.


Rendirnos diariamente en oración debería ser un hábito piadoso en nuestras vidas, no deberías de permitirte ningún día dejar de orar, ese encuentro íntimo y personal con Él Señor debería tomar un puesto de prioridad en tu vida, aun antes que salga el sol.

Estas tres semanas oraremos juntas, primero por nosotras, te preguntarás ¿porque? por nosotras primero, bueno si tú no estás bien, como podrás orar por ¿otros?, así que comenzamos orando por nuestra vida, luego la siguiente semana oraremos por nuestro esposo, y finalizaremos orando por nuestros preciosos hijos, esos regalos llenos de amor que nos prestó Dios.

Cada uno en particular necesita ser sostenido en diferentes áreas, y estas tres semanas de forma fácil y practica oraremos y derramaremos nuestro corazón al único que tiene el poder de hacer que lo imposible sea posible, comenzamos!

Hoy necesitamos orar 






Si quieres hacer tu lista de oración personal, aquí te dejo este imprimible para que anotes tus motivos, y cada día seas más como Él.












No hay comentarios:

Publicar un comentario