lunes, 5 de octubre de 2015

44 años

Estoy feliz, mañana cumplo 44 años,  y eso me llena de gratitud a Dios, amo lo que soy y lo que hago, agradezco por mi madre y mi padre, los hermanos que me dio y todo lo que Dios en su gracia me ha dado desde ese día en que nací en ese pequeño pueblo llamado Trujillo y todo eso me hace rebosar de felicidad.





Siempre digo soy una mujer amada, perdonada, redimida y feliz no cambiaría nada de lo que he vivido estos 44 años, cada alegría ha venido de mi Salvador, cada lagrima me ayudo a crecer y cada experiencia a madurar, así que sea bueno, malo o regular todo ha sido maravilloso en mi aprendizaje y caminar por este mundo.

A muchas mujeres les parece un delito decir la edad, a mí no, al contrario me encanta decirlo, cada año es una bendición, una oportunidad para agradecer a Dios por la vida que me ha dado en esta tierra, mi amado esposo e hijos son el complemento perfecto que Dios me dio en mi andar y ellos tres son la bendición de Dios a mi vida, Ali, Estefanía y Samuel son mis grandes amores, cada uno es especial y único, no hay nada que cambie de ellos, son maravillosamente perfectos con sus virtudes y defectos los amo tal cual son, y eso me hace pensar en cómo me ama Dios, así llena de defectos y virtudes.




Dios no hace acepción y me amó tal cual soy, vino a morir por mí en la cruz, y eso me hace estarle profundamente agradecida, Él tomó mi lugar en esa cruz, y me salvó.

No puedo imaginar mi vida sin Él, nada hubiera sido como es, nada hubiera sido igual, Él trajo luz a mi vida, esperanza y amor, y todo eso es lo que me hace estar completa.









Felizmente agradecida

Olimar



No hay comentarios:

Publicar un comentario