lunes, 21 de septiembre de 2015

Jehová es mi Pastor!

Uno de los salmos más dulces y hermosos  que existe,  y en este tiempo de dificultades en mi país es un bálsamo leerlo, repasar lo que él dice, por ello esta semana compartiré de él, sé que muchas están en medio de luchas y pruebas, así que disfrutemos de nuestro fiel Pastor.



Primero pensemos en esa imagen del pastor de las ovejas, como lo visualizas? es una persona sencilla y humilde,  cuyo trabajo refleja amor,  porque su trabajo es  cuidar de un rebaño lleno de hermosas criaturas,  todas especialmente diferentes pero con el mismo valor, y eso impacta mi corazón, porque no hace acepción, las trata a todas por igual, las ama y cuida por igual,  el vela por la seguridad y bienestar de cada una de las ovejas que están expuestas a las inclemencias del mundo, del clima, de los peligros y de los ataques del enemigo y hasta del peligro de sí mismas, no te parece extraordinario?

 El Pastor las cuida amorosamente, él las protege, las defiende, y lucha para mantenerlas a salvo y seguras de cualquier depredador, y se encarga amorosamente de proveerle todo cuanto ellas necesitan para que este tranquilas y seguras.

¿Has pensado en que Dios es ese maravilloso y dulce Pastor?

Tú y yo somos esas ovejas frágiles indefensas y en ocasiones tercas y difíciles, si una oveja es frágil, en ocasiones ingenua, que se asusta con facilidad, es una presa fácil para el enemigo, por eso el Pastor nunca quita su mirada de su rebaño, el no la descuida, no las deja solas, el está presente siempre, siempre, siempre.

Qué lindo es tener en nuestras vidas ese Pastor que es nuestro Dios que cuida de ti y de mí cuya bendición y misericordia es para siempre,  por siempre, que hermosa esperanza, sublime esperanza.
Nuestro fiel Pastor nos hace sentirnos seguras en Él, sii!! Él es Dios!!! es nuestro guía, nuestro protector y nuestro fiel compañero, nuestro fiel proveedor.

David, quien escribió este Salmo lo conocía muy bien y se esmera en hablarnos de Él.
David un hombre que pasó por muchas pruebas y luchas en su vida, un hombre con grandes logros y grandes fracasos, tal como nosotras, y pudo ser amado, cuidado, rescatado y curadas sus heridas por su fiel pastor.

Me gusta como empieza este Salmo, con  una palabra de pertenencia, un monosílabo muy interesante dice ¡(MI) Pastor! No dice: «El Señor es el Pastor del mundo o de todos, sino: «Jehová es mi Pastor»; aunque no fuera el Pastor de nadie más, es con todo, ¡Mi Pastor! me cuida, me guía  y me guarda.

Las palabras están en tiempo presente, no te parece maravilloso?  Sea cual sea la situación por la que pasemos, ahora estás bajo su cuidado, eso tiene que hacernos Alabarlo, no dependemos de nosotras mismas, sino de Él, del dueño del universo, el creador del cielo y de la tierra, Él es nuestro pastor!

Qué hermoso sentirse así segura en Él, en quien podemos confiar porque es nuestro sustentador, y siempre te dará lo necesario para que como ovejas estemos bien, hoy más que nunca lo puedo ver en mi vida, cuando en medio de las muchas dificultades y escasez, Él nos da lo que necesitamos.


Disfrutando de mi Pastor.





No hay comentarios:

Publicar un comentario