miércoles, 3 de junio de 2015

A solas...


Seguramente te gusta estar rodeada de personas, a mí no, aunque no lo parece, en lo personal disfruto mucho más estar sola, me encanta disfrutar de la tranquilidad de mi hogar,  no quiere decir que no seamos sociables, creo serlo, pero lo que digo es que estar a solas me permite disfrutar de muchas más cosas, Jesucristo era Único en esto, y nos deja muestra de ello en varias ocasiones,  Él era tan humano como divino y a menudo pasamos por alto lo que podemos aprender de su experiencia humana.

Recuerdas cuando Jesús alimento milagrosamente a los 5.000  wow! allí estaba Él cerca del Mar de Galilea, recuerdas su poder divino y decisión fue tan claro y notorio, un milagro de esos gigantescos donde no cabe duda alguna que Él tiene poder, gran poder, único poder no solo para alimentar a 5.000 sino poder para Salvar, recuerda el milagro en   Mateo 14:13-21

Pero que pasó después de la despedida de la muchedumbre, y la despedida de los discípulos, Jesús se retiró a un lugar solitario para estar como, estar a solas con Dios, te das cuenta a SOLAS….

El necesitó ese tiempo para estar a solas con quien es realmente importante esta,  con su Padre Celestial, el no pensó quedarse charlando sobre lo sucedido ese día con los discípulos, Él hizo algo diferente a lo que podrías hacer tu como humana, Él se fue para  disfruta de ese tiempo, un tiempo especial  a solas con Él con su Padre Celestial para Adorarle!  así que recuerda querida lectora,  la gente es necesaria para muchas cosas, pero el adorar a Dios a solas, no es una de ellas.


Despedida la multitud, subió al monte a orar a parte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo. Mateo 14:23

Así que hoy, busca estar a solas con Dios y adórale!

Y disfruta de su fiel compañía.









No hay comentarios:

Publicar un comentario