lunes, 4 de mayo de 2015

Si nunca....



Si nunca sintieras dolor, entonces, ¿Cómo sabrías que soy tu sanador?

Si nunca pasaras por dificultades, entonces, ¿Cómo sabrías que soy tu libertador?

Si nunca hubieras tenido una prueba, entonces,  ¿Cómo podrías llamarme vencedor?

Si nunca sintieras tristeza,  entonces,  ¿Cómo sabrías que soy tu consolador?

Si nunca hubieras cometido un error, entonces,  ¿Cómo sabrías que soy perdonador?

Si nunca estuvieras en problemas, entonces, ¿Cómo sabrías que voy a rescatarte?

Si nunca estuvieras abatida, entonces, ¿Cómo sabrías que puedo renovarte?

Si nunca hubieras tenido sufrimientos, entonces,  ¿Cómo podrías saber por lo que Yo pasé?

Si nunca pasaras por el fuego, entonces,  ¿Cómo llegarías a ser pura?

Si te diera todas las cosas, entonces,  ¿Cómo las apreciarías?

Si nunca te corrigiera, entonces ¿Cómo sabrías que te amo?

Si tuvieras todo el poder, entonces ¿Cómo aprenderías a depender de mí?

Si tu vida fuera perfecta, entonces, ¿para qué me necesitarías?
       

                                                      Jesús.










  

No hay comentarios:

Publicar un comentario