domingo, 10 de mayo de 2015

En el día de las Madres, un regalo para mis hijos

Cuando estaba de novia con Ali, oramos por nuestros dos hijos, le pedimos al Señor que nos diera dos hijos,  un hombre y una mujer, y así fue, Dios nos respondió la oración, cuanta gratitud y alegría en nuestras vidas cuando llegaron, hijos amados, deseados,  planeados por los cuales oramos desde antes de casarnos, definitivamente ser madre es  el viaje más increíble que una mujer puede llegar hacer...





Nuestros hijos son una repuesta amorosa de Dios para nosotros, tras la llegada de ellos, se vienen muchas cosas, mucho  trabajo que demanda esfuerzo y dedicación, pero nada más bello que verlos crecer, no es fácil ser mamá, no siempre logras ser eficiente, somos mujeres llenas de defectos y ellos también, así que recorrer ese viaje de la maternidad, no solo es gratificante y hermoso sino que también es difícil y desafiante, a medida que los hijos crecen, también crecen los desafíos los problemas y las complicaciones cada una acorde a la edad, hijos pequeños problemas pequeños, hijos grandes problemas grandes, pero solo por la divina gracia y misericordia de Dios podemos salir adelante, en la difícil tarea de ser mamá.  

Tengan la edad que tengan, estén aquí en casa o lejos, ellos dos siempre serán mis amados tesoros,  mis regalitos de amor, mis preciosos bebés, dedicar mi vida a ellos ha sido un privilegio que Dios me dio, y agradezco a Dios por mi esposo que siempre vio que mi presencia en el hogar para criarlos era muy importante, y hasta ahora lo valora, nunca fui ni seré la madre perfecta, pero soy una madre con un corazón lleno de amor para ellos.

Si tus hijos están en casa o ya se fueron del nido, lo que siempre les acompañará serán las oraciones de una madre por sus hijos, oraciones de una madre que les ama y ora por lo mejor para sus vidas, la oración funciona, claro que sí y sin lugar a dudas lo más importante que una madre puede hacer por sus hijos, es orar por ellos, es dejarlos en las manos de quien mejor puede cuidar de ellos, dejarlos en las manos de quien les amó y dio su vida por ellos, pon tus hijos en las manos de Jesús, ese es el mejor regalo que podemos dejarles.


Sé que en muchos países se festeja el día de la Madres, y es una fecha de recibir regalos y atenciones,  pero hoy seré yo la que les regale una oración especial a mis hijos, esos que Dios en su amor y gracia nos presta para disfrutar, amar y guiar en el camino a  Cristo.


Oro… que Dios sea el número 1 en sus vidas y  les guíe a crecer en Él, que tengan una fe genuina y sean íntegros.

Oro… que busquen la dirección del Señor en la elección de su  cónyuge y críen hijos en un hogar piadoso, que respeten los lazos de amor y votos matrimoniales.

Oro… que busquen la dirección del Señor en la elección de su carrera profesional y en cada aspecto de sus vidas, que sean eficientes y responsables en sus trabajos.

Oro… que sirvan a Dios todos los días de sus vidas, en cada cosa que hagan.

Oro... que sean felices,  agradecidos, compasivos y dadivosos con sus semejantes.

Oro... que Dios les guarde del peligro y les de paz en medio de las dificultades.

Oro... que vivan en amor y armonía.


Hay muchas oraciones que puedes hacer, hoy recordaba los 5 días de oración que hicimos por nuestros hijos, puedes pinchar aquí para recordarlos.

Toda madre enfrentará momentos en los que, no sabrá cómo orar y cuando eso suceda, dejemos que el Espíritu Santo nos guié y  dirija.

Tal vez tus hijos son muy pequeños,y eso es maravilloso porque puedes disfrutar de ellos, de construir lazos maravillosos con ellos, lazos de amor, de unidad, de afectos, lazos llenos del amor de Dios,  no dejes de orar por ellos, ora que primero conozcan a Jesús como su único y suficiente Salvador, disfruta de cada aspecto de sus vidas, de cada uno de ellos de las diferencias que cada uno tiene, de sus carácter y temperamentos,  disfruta cada instante, porque crecen tan rápido que pronto muy pronto dejaran el nido.

Cada día agradezco a Dios por la bendición de darme dos preciosos hijos, ellos son mi mayor tesoro, y gracias Señor, por cuida de ellos cada día.













No hay comentarios:

Publicar un comentario