lunes, 11 de mayo de 2015

Acércate a otras mujeres y sé de bendición



Soy de las que piensa que ayudar a una mujer es ayudar a una familia completa, porque si ella está bien, todo lo demás está bien, alrededor de la mujer están los hijos, el esposo, los padres y familiares, una mujer es muy importante en la vida de la familia, por ello nunca dejes de ayudar  a una mujer, ella es influencia en su hogar.

En todas partes hay mujeres, y sin duda el mayor número de miembros en cualquier Iglesia es de mujeres, así que es una bendición poder disfrutar de ella, ser de bendición a cada una, de ayuda, ya que  seas joven, o  adulta, tu puedes tomar la iniciativa.

Acércate a otras mujeres, siempre habrá mujeres más jóvenes que tú, a quienes podrás ayudar,  no tienes que tener un doctorado en teología ni ser una misionera egresada de tal o cual Instituto Bíblico, o ser la esposa de…tal líder.

 No tienes que ser una gran maestra de la Biblia, una elocuente predicadora femenina, nada de eso, sólo  ve y  ama como Cristo, se tu misma, se genuina, y abre tu corazón para ayudar y bendecir, invítala a abrir juntas  la Palabra de Dios, y ayúdale a caminar al lado de Cristo,   disponte a compartir e invertir tiempo en su vida, ora por ella, por sus necesidades, interésate genuinamente en su vida.

Hoy contamos con muchos recursos  que podemos usar, tenemos la bendición de contar con devocionales gratuitos y de fácil acceso, usemos los recursos que tenemos y disfrutemos del servir, amar y ayudar a otras mujeres tal y como lo dice la Biblia en Tito 2:3-5.

Si quieres comenzar hoy, pincha aquí un sencillo devocional del Salmo 23 para comenzar.








No hay comentarios:

Publicar un comentario