viernes, 17 de abril de 2015

Aligera esa carga...




Termina la semana ligera, siiii las cargas son muy pesadas, hablo con muchas mujeres que están cansadas de llevar pesadas cargas que las debilitan, y nos hacen lentas, nos agotan, nos agobian y disminuyen nuestra fuerza, nuestra energía y animo, en ocasiones son tan destructivas que nos hacen rendir,  se que muchas lectoras del blog son parte del grupo de mujeres que están agotadas por tanto peso, y yo muchas veces lo he vivido al igual que ellas, por ello veamos juntas estos pasos para liberar nuestra vida de ese peso.

1.    Libérate de la culpa, ya pasó ya lo perdonaste, ya lo confesaste, así que ahora debes vivir en libertad, Dios te perdonó, te libró  de la culpa, no te lo recuerdes más no te hagas daño, no te condenes más, se completamente libre.

Romanos 8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.

2.    Libérate del descontento y se feliz con lo que tienes con lo que Dios te ha dado, aprende a ver el vaso medio lleno y no medio vacío, hay tanto que agradecer, tanto que disfrutar

Salmos 55: 22 Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.

3.    Libérate  del afán, deja de dudar Dios todo lo puede, y tu todo lo puedes en Él, deja que su presencia este continuamente en tu vida.

 Salmos 139:7 ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia?

Isaías 57:11
¿Y de quién te asustaste y temiste, que has faltado a la fe, y no te has acordado de mí, ni te vino al pensamiento? ¿No he guardado silencio desde tiempos antiguos, y nunca me has temido?

4.    Libérate del temor a la soledad, no te sientas sola, desamparada no te aflijas porque ya tus hijos se fueron de la casa, se casaron, y te quedaste sola, estas divorciada, abandonada, o eres viuda o soltera no te deprimas, no te sientas sola NO lo estas, no sufras por ello, disfruta de tu SALVADOR porque él NUNCA te abandonará.

Isaías 54:6-7 Porque como a mujer abandonada y triste de espíritu te llamó Jehová, y como a la esposa de la juventud que es repudiada, dijo el Dios tuyo. Por un breve momento te abandoné, pero te recogeré con grandes misericordias.

5.    Libérate de la esclavitud de la inmoralidad, no te conozco no sé si estás jugando con la inmoralidad, con el sexo fuera del matrimonio, o si eres adultera, o adicta a la pornografía, o a la masturbación, es duro lo que te digo pero es real, ese pecado que muchas veces NO dejamos que se vea, pero ha invadido el corazón,  ojo con eso, la inmoralidad te hace estar lejos de Dios, no rompas tu comunión por jugar con el pecado.

Efesios 2:3.4 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.
Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,

6.    Libérate del temor. No imagines cosas irreales, cosas que no son ni serán pero no las traigas como lo hizo Job 3:25

Renueva tu mente, tu tienes la mente de Cristo, despójate de lo que no es de DIOS,

Hebreos 12: 1
Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,











No hay comentarios:

Publicar un comentario