viernes, 27 de marzo de 2015

Arroz con leche cremoso.


Es uno de los postres favoritos de mi amado hijo Samuel, El Arroz con Leche es un postre tradicional de los de toda la vida, demasiado rico y fácil de hacer, en Venezuela creo que en todos los hogares se hace, bueno al menos se hacía cuando en el país encontrabas los ingredientes, pero como mis lectoras son de varios lugares les dejo esta delicia de postre, compuesto básicamente de arroz y de leche, y no hace falta ser ningún experto para prepararlo, porque su elaboración no es muy complicada ni requiere demasiado tiempo.

Aquí les dejo mi receta, tal vez tú la haces diferente pero en esencia es lo mismo, te invito hacerlo y disfrutar de esta delicia.

Ingredientes.
Arroz 250 gr 
Azúcar 250 gr
Leche líquida 1 ½ litro  
Canela (opcional) 1 rama para la preparación y en polvo para el momento de servir.
Un trozo de piel de limón (opcional)
1 pote de Leche condensada (opcional)
1 pisca de sal

Preparación:

Para empezar a preparar este arroz con leche cremoso vamos a poner a calentar a fuego lento un una olla  con la leche dentro y una rama de canela, la piel del limón, un poco de sal y por último el arroz. Cuanto más lento se haga el arroz, mejor estará nuestro postre, ya que así irá poniéndose blando poco a poco e irá absorbiendo todos los sabores. Con paciencia se consiguen siempre mejores resultados en la cocina. No dejes de remover cada cierto tiempo para que no se pegue el arroz al fondo.

Aproximadamente, dependiendo de la potencia del fuego puede durar una hora así el arroz debe estar ya casi listo, así que pruébalo para ver si el grano está tierno del todo. Si aún no lo está, déjalo un poco más. Si ves que necesita más leche, agrégale otra cantidad para que no se quede seco.

Cuando comprobemos que el arroz está ya tierno del todo, apartamos del fuego y sacamos de la leche la piel del limón y la rama de canela. En ese momento agregamos el azúcar a la mezcla de leche y arroz, y añadimos también la leche condensada, removiendo al final para que se mezcle todo bien y nos quede como una crema junto al arroz. A mí me gusta que quede bien jugoso, o cremoso, como el sigue caliente seguirá la cocción y se mermará un poco el líquido por ello no importa si al principio te parece con mucho líquido.

Pasamos el arroz con leche a un recipiente grande o varios más pequeños y guardamos  en la nevera hasta que esté bien frío, espolvoreando canela en polvo justo cuando vayamos a servirlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario