lunes, 12 de enero de 2015

Lunes de Limpieza!



Los lunes suelen ser de limpieza, venimos de un fin de semana con la casa llena de toda la familia, así que el lunes hay más que limpiar y ordenar, a muchas mujeres que conozco no le gustan los lunes jajaja pero ese día llega y debemos disfrutarlo al igual que los demás días de la semana.


 Hoy pensaba en cuán importante es la limpieza, y el orden no podríamos tener una vida saludable si vivimos sumergidas en la mugre y el desorden.

Para nada soy amante de la limpieza pero es necesaria, oh sii muy necesaria y de igual forma es en nuestra vida espiritual, no podemos andar por allí llenas de esa mugre de pecado que daña nuestro corazón nos roba el gozo y nos hace terriblemente desagradables.


Me gusta el Salmos 51:7  que dice:

Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve.


No puedo esperar el lunes para limpiar mi corazón del pecado acumulado de la semana, es un proceder diario, venir ante su presencia y confesar mi pecado.


Salmo 51:10 dice: Crea en mí, Oh Dios, un corazón limpio.



Es bueno que le pidamos a Dios que examine nuestras acciones, pensamientos, motivos, y palabras y nos muestre nuestras faltas y pecados.


Dios es absolutamente santo, Él no puede tolerar el pecado, Él ama al pecador, pero NO ama el pecado en nuestra vida.


Recordemos que  la luz no tiene ningún compañerismo con la oscuridad, que nunca lo olvidemos.

Hoy quiero orar con el  Salmo  139:23-24  e invitarte a orar conmigo así como lo  dice el Salmista.


Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;

Pruébame y conoce mis pensamientos;
 Y ve si hay en mí camino de perversidad,

Y guíame en el camino eterno.


Con amor y gratitud



No hay comentarios:

Publicar un comentario