miércoles, 26 de noviembre de 2014

No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano!





Creo que es una costumbre hacerlo, no con mala intensión al contrario, en ocasiones lo tenemos en la lengua a cada instante, a mí me pasa, algunas traducciones son muy claras en lo que dice de este versículo, veamos juntas.

“No usarás el nombre de Jehová tu Dios para aquello que no es real. “

“No prestarás falso juramento en el nombre de del Señor tu Dios”

“No pronuncies el nombre del Señor tu Dios a la ligera;

" No hagas mal uso del nombre del Señor tu Dios.

" No usarás el nombre de Jehová tu Dios en vano ni en forma irreverente. No usarás el nombre de Dios para apoyar algo que no es cierto.”


No te parece interesante, Wow cuantas veces lo use a la ligera?, de manera irreverente? Esto me hace reflexionar al respecto.

Pero también me hace pensar en aquellos que juran en nombre de Dios, también pensé en aquellos que usan las cosas diabólicas y el ocultismo usando el nombre de Dios, que terrible, Dios dice que no pasará por alto esta ofensa.


¿Qué quiere decir el nombre de Dios?


En el A.T. Dios se revelaba de diferentes nombres cada uno significaba alguna de sus maravillosas características  al momento en el que se daba a conocer, y en lo personal me encantan los NOMBRES de DIOS, veamos juntas.


1. JEHOVÁ: Yo soy el que soy: el Dios verdadero, el siempre presente, el Dios del pacto.

2. ELOHIM. El nombre de Dios Omnipotente, Creador y Sustentador de todo.

3. JIREH, El Señor proveerá.

4. RAFA El Señor sana.

5. Shalom, El Señor es nuestra paz.

6. EL SHADDAI: El Dios todopoderoso.

7. JEHOVÁ SABAOT: El Señor de los ejércitos.

8. EL OLAM: El Dios eterno.


Entonces, el nombre de Dios significa todo lo que es verdadero acerca de Él, todos sus atributos, todas sus características no te parece maravilloso todo lo que encierra su nombre?

El nombre de Dios representa su misma persona, es su esencia misma, por eso, el mal uso que le demos a su nombre, refleja una terrible falta de reverencia a la persona misma de Dios, Él merece todo nuestro respeto y admiración por lo que Él es eternamente.

En nuestra época se usa de muchas formas y creo sin lugar a dudas que muchas de esas formas de usar su nombre es de forma inocente, es posible que hayas escuchado algunas de estas.


"¡Te lo juro por Dios!"
 "¡Dios mío!"
 "¡Ay Dios!"
 "¡Dios santisimo !"
 "¡Dios de mi vida!"
 "¡Ay Dios o ay (diosito)!"
 "¡Santo Dios!"
 "¡Jesús" (la que yo más uso)
"¡Por Dios!" 
y muchos otros ejemplos conocidísimos por todas nosotras.


Si,  lo sé,  que no estoy hablándoles de los nombres de Dios, pero aunque esta breve reseña no se habla directamente del pasaje ni del contexto, la aplicación no está del todo mal, no te parece.

Definitivamente debemos darle al nombre de Dios un uso santo y reverente, dando honor y Gloria a su nombre,  por eso, las frases anteriores, al decirlas sin pensar en lo que reflejan, se vuelven en meras frases automáticas, y terminan convirtiéndose en serias ofensas que deshonran al bendito nombre de Dios.


Nunca olvidemos que el nombre de Jesús es el nombre que está por encima de cualquier otro nombre; es el único nombre por el que podemos ser salvos.


Hechos 4:12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.


Quizá una de las formas más convincentes en que mal empleamos el nombre de Dios es cuando mal reflejamos a Dios, cuando no cuidamos nuestra vida espiritual.


En ocasiones decimos que somos cristianas pero no lo reflejamos en nuestra vida.

Al llamarnos cristianas estamos representando a Cristo en este mundo, te das cuenta lo importante que es vivir dando honor y gloria a su nombre.

El Señor nos llama a vivir consistentemente.

No es suficiente pronunciar su nombre, tu yo  debemos reflejar su carácter en nuestro diario vivir, si en cada paso a dar en nuestra vida.

Hacer algo menor que ello es altamente ofensivo a su precioso nombre, que a partir de ahora no lo olvidemos.

Así que una vez que tus amigas, tus vecinas, tus compañeras de trabajo, de estudio, o simplemente las madres de los compañeros de tus hijos sepan que eres es una cristiana, no te olvides que estarán observándote y sacando sus propias conclusiones acerca de quién eres tú,  y quién es tu Dios.

Entonces no ponga ninguna calcomanía si no tiene la firme intención de representarlo bien cuando manejas, he visto montones de estas calcomanías en los carros que comenten infracciones.

No te ponga una franela con mensajes cristianos si no estás decidida a vivir como una autentica hija de Dios.

Y ni le diga a otros que es eres cristiana si no estás dispuesta a llevar ese nombre responsablemente, y no digas que eres cristiana si en tu boca hay palabras grotescas que no respaldan el testimonio limpio que debe tener una hija de Dios.


Mis amadas lectoras por favor, toma en cuenta estos consejos.

Usemos el nombre de Dios con reverencia y respeto.
Cumplamos con nuestra palabra y  promesa hechas
Digamos  la verdad, sin exageraciones, sin omitir, sin manipular.
Seamos agradecidas y démosle siempre la Gloria a Dios en todo
Seamos fieles al llamado.







No hay comentarios:

Publicar un comentario