miércoles, 8 de octubre de 2014

Camina con Él




Te gustaría que vean en ti a una mujer que camina con Dios, que le ama,  que vive una vida hermosa, armoniosa, cálida, que da el mejor ejemplo a otros, bueno vamos a ver un consejo que encontramos en la Palabra para nuestras vida.



Elije cada día caminar en sus caminos, no te desvíes o salgas de su guía, alguna vez te perdiste al buscar una dirección?

No viste bien el mapa, o giraste al contrario y terminaste más lejos de tu destino que antes, bueno a mí me ha pasado, puede ser que me confié en mi instinto y creí que podía llegar sin ayuda, o simplemente no le leí la dirección correctamente, y como resultado, perdí mi tiempo, no llegue al destino y el error me causo alguna molestia.

Bueno en la vida cristiana es igual, en ocasiones nos confiamos,  porque tenemos tantosss años de creyentes que creemos que nos la sabemos todas y no consultamos al Señor; debemos renovarnos día a día en Él Señor, escoge cada día sus caminos, su Palabra, que Él sea tu prioridad ante todas las cosas, no dejes al lado su consejo sabio,  acude a su Palabra día a día y deja que ella guie tu vida, que cada mañana te renueve en su amor.


Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas.

Proverbios 3:6


Este versículo lo sabemos de memoria, muchas veces lo oímos pero te diste cuenta lo que realmente significa,  dice dos cosas que están entrelazadas fíjate conmigo; dice:

que reconozcas a Dios en TODOS tus caminos, eso es algo que YO debo hacer;  y la segunda parte es la que Dios hace por mí, dice que Dios enderezará mi camino, mis veredas.

Wow!! que significa?  que debemos consultar a Dios con respecto a nuestras decisiones, pensamientos, palabras habladas o respuestas a dar,  que antes de seguir adelante o simplemente reaccionar, tenemos que parar y orar primero,  y pregúntarle a Dios.

¿qué quieres que haga ante esta situación ?
¿Dios! cómo debo responder ante esto? 

Toma un tiempo y deja que Él responda, creo todas hemos vivido las consecuencias de una repuesta apresurada, llena de nuestras emociones y sentimientos y muchas pero muchas de esas veces,  vemos lo mal que termina todo, porque nuestras emociones y sentimientos son engañosos y reaccionamos y respondemos en la carne en el YO y no de la manera que Dios lo haría.


Pero cuando vengo a Él entonces Dios se hace cargo y hace su parte, dirige mis caminos.


Y eso hace que el siguiente pensamiento que venga a  mi mente es sea guiado por Él y no por mis emociones, y esto es  porque yo he venido a pedirle su dirección y quiero hacer las cosas a su manera, no a mi manera.


Deja que Él te dirija.

Que Él te enseñe el camino que debes seguir.


 Salmo 32: 8

Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar;
Sobre ti fijaré mis ojos.


 No te parece maravilloso!   Él me hace entender, me enseña con amor el camino y fija sus ojos hermosos sobre mí....







No hay comentarios:

Publicar un comentario