miércoles, 30 de julio de 2014

Oración basada en Romanos 8





ORACIÓN BASADA EN
ROMANOS 8: 28-29

(Escrita por Ruth Myers)




Padre, estoy tan contenta de que Tú eres amoroso y soberano, y de que dispones todas las cosas para el bien de quienes te amamos, a quienes nos has llamado de acuerdo con tu propósito. Así que te doy gracias por cada situación perturbadora o humillante en mi vida; por cada proceso de quebrantamiento o de purificación que estás permitiendo; por cada problema o estorbo; por cada cosa que provoca en mí ansiedad, enojo o dolor. Y te agradezco por adelantado cada desilusión, cada obligación agotadora, cada presión, cada interrupción que se presente en las horas y días venideros.
A pesar de lo que piense o sienta cuando quite mis ojos de Ti, escojo no resistir a mis pruebas como a intrusas, sino darles la bienvenida como a amigas, porque en ellas me muestras tu amor.
Gracias porque cada dificultad es una oportunidad para verte obrando, porque a tu tiempo me llevarás a un lugar de abundancia. Me regocijo porque Tú planeas enriquecerme y embellecerme por medio de cada problema, cada conflicto, cada lucha; porque por medio de ellos expones mis debilidades y necesidades, mis pecados ocultos, mi egoísmo (y especialmente mi confianza en mí misma y mi orgullo). Gracias porque Tú usas las pruebas para humillarme y perfeccionar mi fe y producir en mí la cualidad de la perseverancia; porque ellas preparan el terreno de mi corazón para el nuevo crecimiento en devoción que Tú y yo deseamos ver en mí; y porque estas preocupaciones momentáneas están produciendo en mí una gloria eterna que sobrepasa a todas demás, mientras mantengo los ojos fijos en Ti. 
Estoy agradecida porque Tú miras más allá de mis deseos superficiales por una vida libre de problemas; en vez de eso, Tú satisfaces mi profundo deseo de glorificarte, disfrutar de tu amorosa comunión y ser más como tu Hijo.



Te agradezco las cosas amargas
Porque ellas han sido amigas de la gracia,
Ellas me han llevado del camino fácil
A irrumpir en el lugar secreto.

(Florence White Willett)





No hay comentarios:

Publicar un comentario